Albóndigas con salsa de tomate

Hoy te presentamos un platillo diferente, albóndigas con salsa de tomate

Queremos mostrarte un plato diferente, igual a los anteriores, es de facil preparación, con ingredientes que se consiguen super faciles; es rica, sana y nutritiva

Albóndigas con salsa de tomate
Albóndigas con salsa de tomate.

Mira aqui los ingredientes para preparar las albóndigas con salsa de tomate

Ya nos decidimos que la receta de hoy es albóndiga con salsa de tomate, entonces a hacernos d elos ingredientes para este nuevo platillo rico, casero y nutritivo. Para preparar este platillo necesitamos de quinientos a seiscientos  gramos carne de res molida, un  panecillo o dos rebanadas de pan de molde, leche para remojar el pan.

Dos cebollas medianas,  dientes de ajo al gusto,  dos huevos, hierbas de olor, una cucharadita pimentón español en polvo, una cucharadita cúrcuma en polvo, sal al gusto,  pimienta, una cucharadita salsa inglesa.

Ingredientes para elaborar la salsa

Seis cucharadas de harina, y para la salsa requeriremos de seis tomates de perita maduros y sin piel o puré de tomate, seis  ajíes rojos y verdes cortaditos y abundante aceite para freír las albóndigas.

Preparación de las albóndigas en salsa de tomate

En una taza amplia y profunda se coloca los quinientos gramos de la carne mólida; junto con los huevos y el pan, previamente remojado en la leche, se junta todo muy bien; puedes amaar con las manos muy limpias o un tenedor si lo prefieres.

En un plato aparte, se coloca harina de trigo, luego se toman bolitas del tamaño deseado de carne mólida y se van colocando sobre el plato que contiene la harina de trigo; se amasan junto con la harina, se dan forma de bolas y se compactan.

Posteriormente estas bolitas se agregan en un sarten profundo con el aceite suuficente para freirlas hasta que doren.

Preparando la salsa de tomate

La salsa de tomate se prepara colocando los tomates o en su defecto el pure de tomate en la licuadora, junto con las cebollas, los ajos y ajíes, se licua muy bien; se sacan las albondigas del sartén y en ese mismo recipiente y con el aceite en donde se frieron las albóndigas, se agrega el licuado de salsa de tomate.

Se sazona con el pimentón, cúrcuma, hierbas de olor, salsa inglesa, sal y pimienta al gusto, se deja cocinar un rato a fuego bajo o hasta que espese. Se procede a añadir las albóndigas, se tapa el sarten y se siguen cocinando a fuego lento hasta que estén tiernas. Se prueban a ver si les hace falta sal, cuidando siempre que no se desarmen con el mucho cocimiento.

Se sirven al estar listas, se espolvorea con perejil y se acompañan, bien sea con arroz, pasta o puré de papa.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *