El Hilo Invisible, trae alta costura intrínseca en el filme

Es una película que tiene seis nominaciones  a los Premios Oscar

Es una película de Paul Thomas Anderson, sus actores lucen un espectacular vestuario, realizado dentro de la trama por el personaje y célebre modisto Reynolds Woodcock personificado por (Daniel Day-Lewis) y su hermana Cyril (Lesley Manville), ambos modistos  son el centro de todas las miradas en el mundo de la moda británico, lugar en el que transcurre el filme. Reynolds Woodcock y Cyril visten a la realeza, estrellas de cine, herederas, miembros de la alta sociedad, debutantes y damas con el inconfundible estilo de la Casa Woodcock, en el Londres de los años cincuenta.

El Hilo Invisible, trae alta costura intrínseca en el filme
El Hilo Invisible, trae alta costura intrínseca en el filme.

El artífice detrás de los vestidos del Hilo Invisible

La película El Hilo Invisible se centra en el mundo de la moda, de los patrones, diseños, hilos, costuras, hilvanado, y el diseñador Mark Bridges es el arquetipo de los diseños que se aprecian en la trama de Paul Thomas Anderson.

El Hilo Invisible suena con seis nominaciones

El hilo Invisible suena con seis nominaciones, las cuales son a la Mejor Dirección (por Paul Thomas Anderson), a Mejor Actor (por Daniel Day Lewis), Mejor actriz de reparto (por Lesley Manville), Mejor banda sonora y mejor diseño de vestuario.

El diseñador en la trama Reynolds Woodcock, es el encargado de vestir a las damas de la alta sociedad de la época

El protagonista de la historia, Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) y su hermana Cyril (Lesley Manville), son los encargados de la alta costura del Londres de los años cincuenta; por su atelier pasan desde señoronas de la alta sociedad, reinas de bellezas, novias y quinceañeras

Daniel Day-Lewis tuvo que prepararse para concoer todo lo relacionado con el mundo de la moda de aquella época

El actor Daniel Day lewis tuvo que sumergirse en el mundo de la moda de los años cincuenta y de la moda en general para conocer todo lo relacionado a la confección y diseños de trajes de alta costura.

La película ambientada, como ya resaltamos, en la época de los cincuenta, Londres escenario de la trama, era el centro de la industria de la moda británica.  Aún se notaba el impacto del racionamiento de ropa, debido a la guerra,  las telas de lujo, base de la alta costura, podían exportarse, pero eran escasas para ser usadas en Gran Bretaña, y la falta de mano de obra tampoco ayudaba.

El diseñador Reynolds Woodcock muestra las hazañas que lo llevaron a adquirir las mejores telas para la época y elaborar los maravillosos diseños que adquirian las damas de la alta sociedad del momento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *